¿Para que sirve el calzador de zapatos?

En términos más simples, un calzador es una pieza contorneada de material rígido que se usa para ayudarlo a ponerse un par de zapatos. Simplemente inserte el extremo ancho en el talón de su zapato y, mientras sujeta firmemente el cuerno, deslice el pie dentro del zapato mientras el talón se desliza a lo largo del calzador.

Por cierto, justo antes de que el talón toque la plantilla del zapato, puede ser una buena idea darle al calzador un ligero movimiento hacia un lado, para que sea más fácil de quitar. De lo contrario, es muy probable que sufras la agonía de la derrota.

zapatos negros con calzador

No existe un método o técnica real para ninguna otra parte del proceso que no sea la que ya hemos descrito, pero para ayudarte a ponerte los pies en los zapatos aún más fácilmente, también puede ser útil aflojar los cordones. Si tu zapato los tiene, eso es.

El calzador existe no solo para hacer que ponerse los zapatos sea una experiencia más cómoda, sino también para prolongar la vida útil de su calzado, y específicamente, la contraparte trasera o del talón, que puede desgastarse o incluso destruirse si se pone los zapatos. incorrectamente a lo largo del tiempo.

zapatos cafés entran con calzador

Una de las mejores cosas del calzador es que no hay limitaciones en cuanto al tipo de zapatos con los que se puede usar. De hecho, se siente igual de cómodo con un Oxford de cordones cerrados que con un zapato Derby de cordones abiertos. Un calzador es tan esencial con un mocasín como con una hebilla con hebilla, e incluso nos atreveríamos a decir que se puede usar con una zapatilla de tenis para mantener el aspecto fresco de tus Yeezys.

No se puede negar que el calzador es una adición particularmente útil a tu guardarropa. Sin embargo, antes de continuar, debemos responder a la pregunta de cuánto tiempo han existido.