Razones por las que deben existir las tiendas físicas

Durante la pandemia de Covid-19, el comercio electrónico se convirtió en un canal esencial para los minoristas. Aunque el gasto minorista en general disminuyó, las ventas en línea crecieron con respecto al año anterior. Sin embargo, esto no quita el hecho de que el comercio electrónico aún representa solo un pequeño porcentaje de las ventas minoristas totales, mientras que la mayoría de las ventas minoristas todavía se realizan en tiendas físicas.

Esto hace que la sinergia entre lo online y lo offline sea crucial para el éxito minorista en el futuro cercano.

Aquí algunas razones por las que las tiendas físicas siguen siendo vitales para el comercio minorista.

  1. Es más probable que los consumidores compren un producto que ven en persona.

Según una investigación de KPMG, la razón principal por la que las personas prefieren comprar en tiendas físicas es porque les permite ver, experimentar y probar los productos en persona antes de comprarlos.

Ofrecer un lugar físico donde la gente pueda ir a ver los productos, los colores, las tallas o los materiales puede eliminar dudas del consumidor y ayudar a cerrar una venta. (Existen tiendas de caballero como Men’s Fashion que ofrecen ambas opciones).

  1. Las tiendas físicas reducen el coste de las devoluciones.

Ver las cosas en persona reduce las devoluciones de productos debido a que no son del tamaño, color o material correctos. Los artículos comprados en tiendas físicas tienen menos probabilidades de ser devueltos que los productos comprados en línea. Según una investigación, los compradores devuelven solo entre el 5 y el 10 % de lo que compran en la tienda, pero entre el 15 y el 40 % de lo que compran en línea.

Por esta razón, las tiendas físicas pueden ayudar a reducir el costo de las devoluciones para los minoristas al eliminar las tarifas de envío y transporte.

  1. El servicio al cliente de alta calidad y cara a cara aumenta las ventas.

A pesar de la comodidad de las compras en línea, el elemento humano sigue siendo un factor esencial de la experiencia minorista.

Según la investigación, 2 de cada 3 compradores dicen que un asociado de ventas útil los hace más propensos a visitar una tienda física, y es probable que 3 de cada 4 compradores gasten más después de recibir un servicio de calidad del personal de la tienda.

  1. La experiencia de marca sigue siendo innatamente física.

Una tienda física permite que su marca se destaque en una industria altamente competitiva al crear una experiencia de marca única y atractiva. Las tiendas físicas permiten a los minoristas sumergir a sus clientes en la cultura de su marca y crear impresiones duraderas. Diseñar una experiencia física con el equilibrio adecuado de seguridad, emoción y conveniencia es clave para distinguir su marca de la competencia.